Estoy seguro que no soy el único que se siente completamente agotado y con la mente saturada después de estar concentrado por un largo periodo de tiempo durante el día.

Y es que no es ninguna novedad saber que entre los principales consejos de productividad está el de no pasar de entre 4 o 5 horas diarias de enfoque, lo cual indica que nuestra capacidad de enfoque es limitada, por más que queramos llevar el cuerpo y la mente al límite.

Sé muy bien que Malcolm Gladwell sugiere que si queremos ser expertos, realmente expertos, en alguna actividad o materia debemos estar dispuestos a dedicarle mínimo 10,000 horas a esa actividad o materia, pero es importante no dejarnos llevar y hacerlo de manera planificada y dando el espacio que la mente y el cuerpo requieren.

Les comparto algunos tips que me he encontrado por ahí:

  • Trabajar por partes o por secciones para darle al cerebro espacio para descansar
  • Programa y calendariza tus descansos
  • No trabajes durante tus periodos de descanso
  • Considera más descanso cuando tienes más trabajo
  • Encuentra el momento del día en el que estás más creativo y considéralo
  • Has lo posible para evitar las interrupciones

Si tomamos en cuenta alguno o todos estos tips seguramente nos sentiremos menos agobiados, estresados y podremos ser más productivos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.